martes, 7 de junio de 2011

Un poema de Marina Tsvatáieva

Se ha ido. Ya no como...


Se ha ido. Ya no como:
quedó sin gusto el pan.
Se ha ido - todo es tiza
si lo llego a tocar.
...Para mí, era el pan,
era la nieve;
ya la nieve no es blanca,
el pan no sabe a nada.


(Versión de Severo Sarduy)