miércoles, 1 de junio de 2011

¿Cómo asesinar en la mesa? (II)

Con sashimi de pez globo


Feo, pero hermoso.
Mortal pero sabroso.

El verso no es juego.

El pez globo o fugu requiere sumo cuidado
al convertirse en platillo.
Sólo a manos expertas les está permitido manipularlo.
Su hígado, piel y órganos sexuales
contienen gran cantidad de tetradoxina,
veneno para el cual no existe antídoto conocido.

Se dice que tiene mal carácter,
que traga agua y se hincha para defenderse.
Su codiciada carne es crujiente y carnosa.

La tetradoxina produce
insensibilidad nerviosa y parálisis muscular.
La muerte deviene gustosa
entre veinte minutos y ocho horas
después de haber sido ingerido el especimen marino.

Es mejor verlo.
O servirlo con malas intenciones.