viernes, 1 de abril de 2011

Frases despectivas con gastronomía incluida

La cocina es excusa para todo


No son pocas las frases coloquiales en las que la gastronomía, sus haceres y productos están incluidas. Pero de pronto me doy cuenta de que muchas de ellas son despectivas. ¿Por qué? No lo sé. Quizá porque la cocina es lo más cercano que tenemos en la cotidianidad, es el mundo donde la boca se llena, calla y sólo después forja palabras precisas. He aquí algunos ejemplos al azar:

Merienda de negros
El Diccionario de la Real Academia la registra como “confusión y desorden en que nadie se entiende”. Justo Fernández López señala al respecto: “Estas expresiones tienen que ser fruto de la época colonial. No las encontramos en inglés, idioma en al que se traducen estas expresiones españolas por free-for-all y bedlam). En 1932, el escritor inglés Evelyn Waugh escribió Black Mischief, que fue traducida al español con el título más bien arbitrario de Merienda de negros. Transcurre alrededor de 1930 en Azania, un imaginario país africano, con la mezcla del pueblo primitivo y bárbaro con la vida colonial inglesa. Pero el origen de estas expresiones es anterior al colonialismo inglés. A los largo del siglo XVI y primera mitad del XVII la esclavitud negra fue más importante en la península que en las colonias americanas. La situación se invertirá hacia la segunda mitad del XVII. Desde el periodo medieval, llegaron a las ciudades españolas decenas de miles de esclavos de origen subsahariano. La afición de estos grupos por la música y el baile despertó pronto el interés de la sociedad española que les permitía celebrar sus fiestas. Para las autoridades civiles, estas fiestas fueron motivo de intranquilidad por los continuos altercados que se producían tras la abundante ingestión de vino. (Ver más)

La venganza se sirve en plato frío y se come despacio
La venganza es un plato que se sirve frío es un spaghetti western del año 1971 dirigido por el director italiano Pasquale Squitieri. Está protagonizado por, entre otros, el famoso actor Klaus Kinski. Su significado alude a un sentido de justicia, a una conseja para quienes reaccionan de inmediato sin reflexión. Esta formulación parece ser original de Pierre Choderlos de Laclos (Les liaisons dangereuses -Las amistades peligrosas, 1782).

Berenjenal
Más allá de ser el obvio sitio plantado de berenjenas, se usa como sinónimo coloquial de “embrollo, jaleo, lío” (DRAE). “Meterse en un berenjenal” es penetrar un sitio espinoso y peligroso.

La manzana podrida corrompe a las demás
Este viejo dicho es una certeza. Una manzana podrida es capaz de transmitir su malicia al resto de sus compañeras de caja. Habla de alejarse de malas compañías, malas influencias que terminarán, tarde o temprano, corrompiéndonos.

Arroz con mango
El delicioso platillo de origen hindú alude a una desastrosa combinación hecha sin arte con dos elementos contrastantes, a una situación que es confusa, contradictoria.

Cucaracha de panadería
Se le dice así a alguien muy blanco, por aquello de que cualquier cucaracha presente en una panadería termina enharinada.

Huevo sin sal
La sal resalta todos los sabores, incluso los del huevo, sin ella la insipidez es absoluta. De ahí que se diga así a personas que resultan torpes, inocuas, sin gracia. Ya dijo Buñuel que “el amor sin pecado es como el huevo sin sal”.

El agua clara y el chocolate espeso
Habla de claridad, de buscar lo correcto.

A cada cochino le llega su sábado
Habla de un destino irrefrenable. Sábado de venganza y degolle.

Que te den morcilla
“Muchas veces habremos oído y empleado esta suerte de maldición, con la idea de enviar a alguien a paseo. Sin embargo, no parece nada clara la relación entre la sabrosa longaniza y el deshacerse de una persona de malos modos. La explicación es que hasta finales del siglo XIX, para eliminar a los perros callejeros, se empleaba la "técnica" de darles morcillas envenenadas con estricnina. Esto está perfectamente documentado en Madrid, y parece que también se empleaba en otros lugares. A fines del siglo XIX es cuando aparecen los laceros y las perreras y se abandona este uso espurio de nuestra longaniza favorita”. (Manu Ruiz de Luzuriaga)

¿Recuerdas otras frases?
Escríbelas como comentario.