miércoles, 13 de abril de 2011

Un poema y un té

RITUAL
Kira Kariakin


a Georgina Ramírez


el agua hierve
la tetera silba

decido

si es de mañana
el té será fuerte
negro

si el crepúsculo
es promisorio
la mezcla será
ahumada y oriental
de lo contrario
aromatizada a la inglesa

las noches y la vigilia
son acompañadas
por perfumes de mandarina
malojillo
sabores de frutillas otoñales

la taza acoge
el momento

el paladar la lengua el olfato
convergen
en la verdad del primer trago

mi cuerpo recibe
comunión