miércoles, 8 de mayo de 2013

En el marco de Venezuela Gastronómica en Mérida


El FESTÍN de los jóvenes cocineros


Los cocineros, los anfitriones Xinia y Peter y los maestros de ceremonia, María Fernanda Di Giacobbe y Sumito Estévez
Un maleficio me separa de las actividades de Venezuela Gastronómica. Por alguna razón, cuando comienzan parto, cuando llego ya culminaron. Pero poco a poco el extraño desencuentro comienza a desdibujarse.
El viernes pasado comenzó el muy esperado evento dedicado a Mérida. Fui invitada exclusivamente a la cena de inauguración, un banquete celebrado en la Posada Xinia y Peter y conducido por los jóvenes cocineros Sonia Semidey (Carora); Luis Daniel Rojas, (Caracas); Néstor Gutiérrez (Mérida); y Teo Zurita (Mérida).
Xinia y Peter son los amos de la más bella y cálida posada que conozco en Mérida. Mis días allí tuvieron efectos de spa, de retiro espiritual, de vuelta a casa. Fui consentida desde el desayuno hasta la cena, desde el baño a la cama. Hasta los rotundos truenos de dos noches de lluvia se confundieron con una placidez que no dejaré de agradecer.

Los panes de Bruzual
Una cena inolvidable
El viernes a las 8 pm todo estaba dispuesto para setenta personas que no hicieron multitud. Fuimos recibidos con un espumante y del resto de las bebidas se encargó la Distribuidora deAlimentos FUSARI C.A.
El primer bocado, el de la bienvenida, fue creatura de la propia Xinia Camacho, una rica Terrina de gallina sobre casabe, con el que probamos el vino espumoso francés De Berville Brut, elaborado con uvas Sémillon y Ugni Blanc.
De inmediato llegó una variedad de exquisitos panes de Juan Carlos Bruzual, hechos con productos de la zona y pasión viajera.
El ceviche antes de su leche de tigre
Ante la lamentable ausencia de Víctor Moreno, el equipo se unió para obsequiarnos con un ceviche inspirado en la propuesta original de Moreno. Sus ingredientes poderosos fueron huevas de trucha y morera, frutilla exquisita que descubrí en este viaje y de la que hablaré largo en un próximo post. Con el colorido Ceviche —sumergido en una equilibrada leche de tigre— comenzó a correr el vino blanco Domaine De Pellehaut Harmonie Gascogne 2011, brillante y claro como esa noche entre paladares gozosos.
Siguió como entrada una sopa sutilmente titulada “Pan de miel en punto de gemidos”, de queso de cabra azul servida en un pancito tibio de miel, obra de la chef caroreña Sonia Semidey.
Trucha enamorada de su páramo
El primer plato hizo su entrada triunfal con una visión mágica y una muestra de lo que puede lograr un chef con productos a mano y conceptos claros. Luis Daniel Rojas fue el artífice de la “Trucha enamorada de su páramo”, suave trucha arcoíris al vapor, sobre una columnata de puré de cambur, acompañada por una memoriosa mousse de alcachofas. Flores y ramas de lavanda hacían remontar ríos y placeres.

Cuello seductor
El segundo plato produjo cierto temor entre los escépticos y en mí una emoción atávica que de golpe me llevó a la cocina de mi padre: Cuello seductor, obra de Néstor Gutiérrez. Eran “pescuezos” de gallina delicadamente rellenos con cerdo, salvia y piñones. De mordida suave, como la más refinada de las salchichas. Aquí resultó extraordinario el diálogo con el vino tinto Domaine De Pellehaut Harmonie Gascogne 2011, de un rubí sensual.
No hubo postre sino postres. Muchos y bien acompañados. La Distribuidora de Alimentos FUSARI C.A. se lució con tres destilados a los que correspondieron tres bien escogidos manjares. Jesús Nieves Montero nos paseó por el origen y méritos de cada bebida. Inició la ronda una Grappa Poli Mirtillo (con infusiones de arándanos) que dialogaba con el dulzor de Teo Zurita: un bizcocho húmedo, con fresas y maravillas que a esa hora revoloteaban en el cuerpo. Siguió un Eau-de-Vie Poire William's, regañador pero que fluyó directo al pecho en su conversa con un pastelito de hojaldre relleno de frutas sobre crema inglesa. Y finalmente, un triunfante Calvados Coeur de Lion le dijo lo suyo a un solitario bombón de Chocolates La Mucuy.

Xinia y Sumito, sabios en sonrisas y misterios

Luis Daniel Rojas

Sonia Semidey



 
Resumen I: No se puede pedir más.
Resumen II: Los jóvenes cocineros venezolanos son ya certeza de futuro.
Resumen III: En una próxima oportunidad seguro que asisto a Venezuela Gastronómica.


Fotos: Cortesía Xinia y Peter
@xiniaypeter
Telefax: +58 (0)274-283.0214
Celular:  +58 (0)416-874.7698
La Mucuy Baja, Qta. Xinia
5116 Tabay
Edo. Merida, Venezuela