sábado, 27 de noviembre de 2010

Sé la esposa que él siempre soñó

Prepara su plato favorito...

Me llega desde Corea una Guía de la buena esposa, con trece reglas para mantener un matrimonio feliz. Si bien se trata de un documento de los años sesenta, no está demás echarle un vistazo y tomar en cuenta las tantas cosas que siguen vigentes y que hablan de que “nosotros los de entonces” siempre seremos los mismos:


1-Ten lista la cena.
2- ¡Luce hermosa!
3- Se dulce e interesante.
4- Arregla tu casa.
5- Hazlo sentir en el paraíso.
6- Prepara a los niños.
7- Minimiza el ruido.
8- Procura verte feliz.
9- Escúchalo.
10- Ponte en sus zapatos.
11- No te quejes.
12- Una buena esposa siempre sabe cuál es su lugar.
13- Hazlo sentir a sus anchas.

Antes del aguacero de feministas furibundas: Aclaro que no creo en esclavas. Pero de esos 13 puntos casi todos, puestos al aire de los tiempos que corren, dicen lo suyo. Y eso de tenerle a la pareja una cenita —cuando se pueda, claro— después de un día de trabajo es una máxima imbatible. Un reglago con cabullita, como diría Sofía. Disfrutamos ambos. Es parte del goce cotidiano, además de afrodisiaco, amoroso, solidario....

3 comentarios:

Luis Enrique Bl@nco dijo...

Estimada amiga: muy bueno tu artículo, pero es aplicable en estos tiempos??
Creo que ustedes las damas no lo aplicarían.... jajaja saludos

Jacqueline Goldberg dijo...

Digamos que no todo es aplicable, pero lo de la cena si.. acabo de hacer una aclaratoria por si viniera una avalancha de feministas furibundas. Nunca esperé que el comentario viniese de un caballero, pero bienvenido y razonable.... Salud!!

M! dijo...

Jacqueline
¿Dónde conseguiste esa maravilla de documento?
¿Es un impreso?