sábado, 4 de diciembre de 2010

El cacao bien merece atravesar la lluvia

Chocco Venezuela 2010


Ayer se me hizo imposible ir. Hoy debí luchar contra la pereza, el deseo de descanso y los fatídicos presagios de un cielo encapotado. Pero finalmente a las 5 pm tomé fuerzas y salí hacia el Centro Internacional de Exposiciones de Caracas (Universidad Metropolitana), donde se lleva a cabo la segunda edición de Chocco Venezuela, evento magníficamente organizado por la Cámara de Comercio Venezolano-Italiana.

El evento es muchísimo mejor que el del año pasado, con stands muy bien montados, expositores de lujo, espacios cómodos, amabilidad por doquier, buena vibra como dicen. Impresiona la cantidad de marcas artesanales, las exquisitas bombonerías que yo desconocía. Ahí puede palparse el gran esfuerzo que se está haciendo en Venezuela a todo nivel para que el cacao tome el lugar que le corresponde: el de Gran Cacao.

El recibimiento al recinto expositivo lo hace la instalación de la artista Nela Ochoa titulada Pidiendo cacao, que basada en la fórmula genética Theobroma cacao, hace que el espectador participe sustituyendo alguna de las 1728 monedas de chocolate colocadas en la pared por las letras correspondientes a la seguidilla genética.
El evento, además de las áreas expositivas, cuenta con tres salones para catas, conferencias y muestras de reconocidos chefs nuestros e invitados italianos. Hay un lounge con música en vivo, una bella exposición de artesanía larense (propiciada por la Fundación Arte Sano Group) e infinidad de maravillas para llevar de regalo. Pueden ver el programa y mayores detalles AQUI.
Desearía contar muchas otras cosas, pero mi intensión es rogar a los caraqueños que no se dejen amedrentar por la lluvia —no quiero sonar insensible, sabemos que hay zonas en alto riesgo y saldos muy tristes y mientras escribo el cielo ha terminado de desplomarse con su dosis de miedo que ojalá no persevere— pero es desalentador ver que un esfuerzo tan grande de organizadores y expositores no se ve recompensado por la afluencia debida de público. Nadie podía adivinar la tragedia que se nos venía encima, era imposible posponer el evento. De hecho, Cámara de Comercio Venezolano-Italiana ha tenido la brillante idea de convertirse en centro de acopio en solidaridad “con damnificados y afectados por las fuertes lluvias que han caído en las últimas semanas en buena parte del territorio nacional”.
Soy enemiga de promocionar eventos en este blog, tanto que ni estuve en la lista de prensa y pagué sin queja alguna mi entrada, pero de corazón creo que quienes puedan deben aprovechar el día de mañana domingo —de 10:30 am a 8 pm— para visitar Chocco Venezuela y palpar de cerca ese otro país que crece de la tierra, que nos habla en el dulce lenguaje del cacao.

Los costos de las entradas
Niños menores de 12 años: Gratis
Estudiantes con carnet vigente: BsF. 25,oo
Publico en general: BsF. 50,oo