lunes, 20 de diciembre de 2010

Lo que el agua se llevó


La tierra se va secando. La Navidad penetra con un dejo de tristeza y angustia por el porvenir. Las lluvias de las pasadas semanas comienzan a ser memoria ajena, titular decreciente de la prensa, excusa presidencia para afianzar un acabose. Pero la vida no se detiene. Y mucha de la producción agropecuaria de Venezuela no se seca, ni se habilita para mejores destinos. Las consecuencias las sentiremos luego, cuando bajen otras aguas, las de la ceguera colectiva, la del país deshecho, las del miedo.
He aquí un lista somera de lo que el agua nos dejó:

•La Federación Bolivariana de Ganaderos de Venezuela (Fegaven) confirmó la muerte de 15.356 animales en el estado Falcón, a causa de las lluvias que han caído en esa región en las últimas semanas. Balsamino Belandria, presidente del gremio, señaló que en una extensión de 18.000 hectáreas resultaron afectadas por las inundaciones 3.816 cabezas de ganado bovino, 8.340 caprinos y 3.200 ovejos, balance que hicieron con apoyo del Ministerio de Agricultura y Tierras.
•Las lluvias que inundaron Sur del Lago, municipios indígenas y de la Costa Oriental en Zulia, arrasaron con hectáreas de pastizales, que daban de comer a las reses, a las mismas se destinarían a la producción de leche y carne.
•Según datos estimados de Confagán Zulia se perdieron 305 mil 997 reses, y una disminución de ordeño de 566 mil 67 litros diarios de leche.
•Se calcula que 35% a 40% de la producción nacional de plátano ha sido afectada, en Barlovento y en el sur del Lago de Maracaibo. La producción de carne y leche también sufrió por las lluvias.
•El alcalde de Francisco Javier Pulgar, Luis Ruda, informó que Merida es una de las primeros productoras de plátano de Venezuela. “Un gran porcentaje de la producción platanera está afectada por el desbordamiento de los río Chama, Mucujepe, Gavilanes y Frío. Tenemos casi 25 días con inundaciones continuas; algunas controladas, pero otras no”.
•Según cálculos de Juan Carlos Gómez, miembro de la asociación de productores Procebolla del estado Lara, las lluvias acumuladas en esa región durante los últimos tres meses ya han provocado las pérdidas de unas 1.500 hectáreas de cultivos de cebolla, así como unas 500 hectáreas de siembras de tomate y otras 500 de pimentón.
•En Barlovento sufrieron unas 66.680 hectáreas, de las cuales, alrededor del 35% es del área cultivada con cacao, ñame, ocumo, yuca y plátano.
•Eladio Ortega, vocero de los productores del Valle de Quíbor, explicó que la situación es muy compleja ya que además de las lluvias que no han cesado en los últimos meses, está la intervención de Agroisleña, lo que ha generado una crítica situación para los productores que no obtienen los créditos a tiempo. Señaló que solo en el Valle son más de mil 100 productores afectados y entre 400 y 500 hectáreas que presentan pérdida total. El Valle es uno de los principales productores del país de cebolla, cilantro, pimentón entre otros rubros. Explicó que una hectárea representa 50 mil bolívares, si se multiplica por las 500 hectáreas perdidas tenemos 25 millones y si a ello se le suman las otras 500 amenazadas de pérdidas tenemos un total de 50 millones en total, lo que representa la ruina para el sector.

Fuentes: Diversas, de la prensa naciona.