miércoles, 18 de mayo de 2011

Hoy, Día Internacional del Museo

Raros museos gastronómicos


El Día Internacional del Museo tiene su origen en la Cruzada de los Museos, campaña informativa organizada en 1951 por la UNESCO y el ICOM, con el propósito de crear conciencia del relevante papel que corresponde a los museos en la sociedad. En el año de 1977, durante la XII Conferencia General del ICOM en Leningrado, y considerando aquella iniciativa, fue instaurado el 18 de mayo como una fecha significativa en que las naciones se unen en una suerte de fiesta de los museos.
Según el Consejo Internacional de Museos ICOM en su artículo 2, “Un Museo es una institución de carácter permanente y no lucrativo al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público que exhibe, conserva, investiga, comunica y adquiere, con fines de estudio, educación y disfrute, la evidencia material de la gente y su medio ambiente”.
Ciertamente la palabra Museo da para mucho y establecimientos reales y virtuales no demasiado estrictos se apegan a la legitimadora palabra para mostrar asuntos no necesariamente museables. Si bien los hay muy serios, en materia gastronómica también los hay muy curiosos :


Museo de la comida quemada
Idea de Deborah Henson-Conant, una conocida artista estadounidense, ofrece muestras fijas y temporales de cualquier utensilio o bocadillo devorado por las llamas. (Ver)


Museo del jamón
Es una hostelería y restaurante, el templo del jamón en Madrid, con doce establecimientos. Fue fundado en 1978 por los hermanos Don Luís y Don Francisco Muñoz Heras. (Ver)

Museo del gusto
Está situado en Italia, a treinta kilómetros de Torino. Es un viaje por la historia de la alimentación, con información sobre alimentos como el pan, el vino o la pasta a través de apetitosos itinerarios del gusto. También muestra como el sentido del gusto se ha tratado en el arte, la publicidad, el cine, la música y en los dibujos animados. (Ver)

Museo del Cocktail Americano
Estaba ubicado en New Orleans, dentro del Museo de comidas y bebidas sureñas, pero tras el terrible huracán Katrina fue mudado a Las Vegas. El museo apoya e inspira la creación contemporánea en la coctelería, tanto como lo hace con la historia rica y colorida de los cócteles. Quienes lo visitan pueden probar las creaciones originales de los fundadores. También invitan a los más famosos y prestigiosos Bartenders y camareros del país para dictar cursos y seminarios. (Ver)