sábado, 14 de mayo de 2011

¿Vinos para el mundo gay?

¿Discriminación o mercadeo?


Suena a aberración en este ya no tan nuevo siglo. Y parece que no se trata de discriminación sino de una estrategia de mercadeo, aunque la sola diferenciación ya implique intolerancia.
Es así como Bodegas y Viñedos de la DO Ribera del Duero lanzó bajo la marca Mundo Gay un caldo especial para la conquista del mercado de diversidad sexual.
Dice el portal de éstos vinos, que solo vende desde la web y en ciertos lugales de España (http://www.vinogay.com): “Queremos que nuestro vino perdure y forme a su modo parte de unos momentos especiales en los que el mundo cambia y se adapta a una realidad diaria, a un grupo humano que se merece ser reconocido por las pruebas diarias a las que se enfrenta”.
El lanzamiento del vino se produjo hace tres años ya en el conocido Barrio Chueca de Madrid, con la asistencia de dos centenares de personas. De acuerdo a los elaboradores, Mundo Gay “se utilizará en dos referencias, un Crianza, que se encuentra en plena promoción y que hace poco más de un mes que salió al mercado, y un Reserva que verá la luz a finales de año”.
Ambos tipos de la nueva bebida alcohólica son monovarietales de Tempranillo, y por ahora su comercialización se realiza exclusivamente a través de Internet.
Sus promotores esperan entusiasmar al colectivo LGBT en el que tienen esperanza de encontrar una respuesta positiva a la oferta.

Y otro
Otro vino que se ha lanzado al difícil ruedo de hacer creer que hay un paladar gay y por tanto un vino para él, es Pilot Gay Wines (http://www.pilotgaywines.com/) de Argentina, creado para la comunidad Gay frendly del país sureño y con una amplia variedad de cepas.
En Argentina este vino se vende en la Gay Wine Store, una tienda que busca una identidad afincada en los gustos de la comunidad homosexual.


Gay Wine Store en Buenos Aires