domingo, 22 de mayo de 2011

Semillas de girasol: la protesta de Ai Weiwei

El artista chino está preso
desde el pasado 3 de abril



El polifacético artista Ai Weiwei —llamado el "Andy Warhol chino"— llenó la sala de turbinas de la Tate Modern de Londres con 100.000 pipas de girasol en una obra titulada Sunflower seed que clausuró este mes de mayo. El reconocido museo del Reino Unido logró tal prodigio gracias a 1.600 artesanos que decoraron una a una las semillas fabricadas en porcelana china y que crujían bajo las pisadas de los visitantes hasta que dicha actividad fuera prohibida.
«Las pipas escondían contraindicaciones», ha señalado el diario El País, «la pintura utilizada para decorarlas tiene una alta concentración de plomo y la fricción de unas con otras ocasiona un nivel exagerado de polvo de cerámica perjudicial para la salud. Así que la instalación ha sido acordonada y la interacción prohibida».
»La sorprendente obra ha sido capaz de sobreponerse a todos estos inconvenientes. Weiwei realizó 10 ediciones de la obra, en formato pequeño (sólo 100.000 pipas), y la casa de subastas Sotheby's acaba de vender una de ellas por algo más de medio millón de dólares (413.728 euros). Fueron cuatro los postores que pujaron por la montaña de pipas y, finalmente, el comprador telefónico desembolsó según los cálculos de la casa de subastas, unos 5,60 dólares (4.14 euros) por cada una de las pipas».


Pero no fue el temor a la contaminación producida por las semillas de cerámica lo que hiciera que el pasado 3 de abril el artista Ai Weiwei —activista pro derechos humanos, siempre crítico de la opresiva realidad china— fuera detenido en el aeropuerto de Pekín cuando se disponía a volar hacia Hong Kong. El artista aún permanece detenido y la policía —tras largos 45 días—aseguró apenas ayer que ha encontrado que una compañía controlada por el artista y activista evadió "una enorme cantidad de impuestos".
Ayer, tras conocerse las acusaciones, la familia del artista mostró su total rechazo, y señaló que no les habían informado personalmente de estos cargos. «Es horrible y vergonzoso que un país que se dice regido por la ley trate sus propias leyes así», señaló la madre del artista, Gao Ying, en declaraciones al diario "South China Morning Post" y reproducidas en nuestra lengua por la Agencia EFE.
Añade EFE que «la detención de Ai, de 54 años y conocido, entre otras cosas, por haber participado en el diseño del Estadio Olímpico de Pekín, ha producido fuertes críticas de la comunidad internacional contra el Gobierno chino, tanto por parte de organizaciones pro derechos humanos como Ejecutivos o museos y artistas. Ai es conocido también por su activismo político, pues en ocasiones ha abanderado la lucha de colectivos "olvidados" por Pekín, como los padres de los niños fallecidos en las escuelas que se derrumbaron tras el terremoto de Sichuan, en 2008».
Está claro, pues, que la captura del artista tiene que ver con una campaña de represión ejecutada contra la disidencia china, «en la que 200 activistas, intelectuales y abogados han sido detenidos, han desaparecido o han sido acosados, después de que el premio Nobel de la Paz recayera en octubre pasado en el preso político Liu Xiaobo», señalaba otra nota de la Agencia EFE.


Más allá del arte, las semillas de la salud
Más allá del lúdico y provocador intento de Ai Weiwei y la creencia de que las semillas o pipas de girasol son alimento para hamsters o loros, éstas constituyen una auténtica maravilla de la naturaleza. Se sabe que fortalecen el corazón, ayuda eficazmente a combatir el envejecimiento, manteniéndonos además mineralizados. Por su alto contenido en Potasio y Magnesio las hacen indispensables en la dieta de todos los deportistas para mejorar su rendimiento y reducir las lesiones. Sus altos niveles de fósforo y magnesio también favorecen un buen funcionamiento cerebral. Su alto contenido en vitamina E las hacen muy recomendables para nutrir la piel ya que además es un antioxidante.
«El aceite de semillas de Girasol es también un aliado para tratar el cabello seco; podemos aplicarlo con un suave masaje y dejarlo algunos minutos mientras cubrimos la cabeza con una toalla caliente para que haya mayor absorción, luego lavas y enjuagas para ver los resultados. En la piel, el aceite de Girasol también es benéfico y lo puedes aplicar untado sobre un algodón sobre aquellas zonas críticas que han sido invadidas por el resecamiento. Puedes pasar toda la noche con la piel untada en el aceite y al otro día comprobar cómo las arrugas se van desvaneciendo». (esBelleza.com)

Artículo reciente sobre el caso de Ai Weiwei
Ai Weiwei rompe los moldes (Ver)

Sobre la obra de Weiwei
Cuatro ideas sobre Sunflower seeds de Ai Weiwei (Ver)

2 comentarios:

consuelomendez dijo...

lo triste es que en este momento no se consiguen las semillas de girasol en las tiendas....cuando se le pregunta al vendedor del mercado contesta "debe ser que las van a subir de precio"....mientras tanto para mis loritos ¿cómo hago?

Filippo dijo...

me agradaria iniciar un trend de conversaciones con la autora. Me parece inutil condensar en un comentario todo el argumento, prefiero un e mail, atentamente