jueves, 21 de octubre de 2010

Corazón que aguarda

Esta obra apareció hoy, de pronto, en Facebook
y yo, misteriosamente,etiquetada en ella. Y me encantó.
Es de Ramsés Larzábal, pertenece a una serie intitulada
esto es un MARCOS vino S.
Y de inmediato tuvo su texto y su memoria


Se bebe una copa,
dos, tres, incluso media botella.

El corazón se esfuma en cada sorbo.
Igual está anegado.

Pero ese corazón aprende
que no hay trampa en decir su goce,
en permitirse la desesperación y,
pese a todo, aguardar.