sábado, 16 de octubre de 2010

Regalitos dulces de una Venezuela amarga

Como el Gato Félix, que puede llegar a sacar infinidad de cosas de su maletín, el presidente venezolano Hugo Chávez Frías se presentó ante su homólogo ruso Dmitri Medvédev con una bolsita roja, de la que sacó lo que suponemos creen productos representativos de la dulcería criolla.
“Yo le traje al presidente Medvédev chocolate de Venezuela, el mejor chocolate del mundo, y mermelada de plátano (…) Y también cacao, mira, polvo de cacao”, dijo Chávez ante la mirada desconcertada de periodistas y ministros que aguardaban una cierta solemnidad en una negociación donde había tanques, petróleo y una central nuclear de por medio. Aquello parecía intercambio de espejitos…
Si tan interesado está nuestro Presidente en la gastronomía venezolana de exportación, podríamos recomendarle una larga lista de productos, amén de cocineros de altura que podrían acompañarr a la comitiva presidencial para ofrecer un auténtico banquete venezolano. como sucedía en otros tiempos. Claro, habrá que ver qué chef serio se atrevería a prestarse junto al circo viajero criollo que ahora suma a su parafernalia bolsitas llenas de dulzura…