domingo, 29 de julio de 2012

De poemas y cocinas

Hoguera
© Luís Enrique Belmonte




Escribo en la cocina.

La noche cabecea como un centinela adormecido
después que ya han pasado suficientes torbellinos
              en el círculo polar ártico.

Escribo en esta cocina
donde se encuentran tus manos con las buenas yerbas
donde se encuentran tus manos con mis manos.

Y la noche fresquita y muda
como una canción de Otilio Galíndez.

Escribo en esta cocina
donde se desbroza se condimenta
y se cuece a fuego lento esta dulzura
esta alegría de estar juntos y vivos.


A María Angélica
Del poemario Compañero paciente, Lugar común, Caracas, 2012