sábado, 19 de marzo de 2011

¿Hacer el amor en un restaurante?

Una cosa más
para antes de morir


Bajo el árbol el árbol de moras (Dinastía Ming)

El listín de cosas que hacer antes de morir crece día a día. Aquello que reza el proverbio chino de “sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro” ha sido superado por muchos y hay cosas más divertidas que sumar a otros lugares comunes como:

•Películas que ver antes de morir
•Libros que leer antes de morir
•Música que escuchar antes de morir

Ahora hay los "lugares para tener relaciones sexuales antes de morir”. Como habría de esperarse están el carro, el closet, la cama de tu mamá y algún sitio público. Y como también resulta lógico un restaurante habría de entrar en el goloso rosario, pues no hay ámbito donde se juegue más con la seducción, los sentidos y el sexo que en la mesa pública y privada.

Varios restaurantes
proponen experiencias eróticas:


Sub Rosa: restaurante exhibicionista
Situado en la ciudad estadounidense de Oregon, propone la desnudez absoluta y el libre albedrío tras la cena. Se entra por exclusiva invitación y el ciudadano de a pie debe conformarse con un restaurante virtual. VER


La Tentación: restaurante con carta erótica
Restaurante madrileño cuyos platillos tienen nombres eróticos y su postre es un show de altos bemoles sensuales. VER





Dungeon: local sadomasoquista
Ubicado en la hermosa ciudad de Jaffa, en las afueras de Tel Aviv, Dungeon (del inglés “calabozo”), recibe al comensal con una reina y sus respectivos latigazos. En la mesa los clientes son atados con esposas y los mesoneros están ataviados de cuero, cadenas y máscaras. Quien tiene cualquier queja sobre la comida o el servicio es encerrado en una jaula y colgado del techo. Se une a la propuesta mundial de los locales BDSM (bondage, domination y sadomasochism).


Escrúpulos: restaurante swinger
Como en las fiestas swinger se trata de un local porteño donde todos van contra todos. Al concluir la cena comienza el intercambio de sabores y comensales. VER


Te mataré Ramírez: restaurante afrodisiaco
Recodo del Palermo Soho de Buenos Aires que promete platos afrodisíacos de autor, teatro erótico, jazz y boss, cabaret, danza teatro, títeres pornográficos y arte plástico erótico. VER

También en el baño vale…

Mildred's Temple Kitchen, ubicado en Toronto, Canadá, brindó como oferta especial el pasado Día de San Valentín —sin el visto bueno del Departamento de salud de la ciudad, of course— la posibilidad de tener sexo en los baños del local, sin apremios, con cojines y certeza de higiene. Pero aseguran que no cambiarán su propuesta gastronómica, que su fuerte seguirá siendo lo que se sirve en las mesas.

"Desde siempre hemos tenido alguno que otro caso en que una pareja ha aprovechado nuestros cuartos de baño para hacer el amor, así que por qué no darles la oportunidad de demostrar su cariño y vivir una experiencia diferente el fin de semana de San Valentín", dijo Donna Dooher, copropietaria del local que ahora es catalogado como voyeurista y que permite a muchos cumplir la fantasía de hacer el amor en un lugar público.
"Estamos aquí porque amamos la comida, a las personas y los pequeños placeres de la vida", aseguró Dooher. "Nuestro templo es el lugar donde practicamos nuestra devoción". VER




Vota AQUI