domingo, 20 de marzo de 2011

Nanas de la cebolla

Oir, cantar, cocinar

Botella y cebollas, obra de Paul Cezanne

Para hoy domingo, cuando quizá comemos sin restricción, no está demás recordar el hambre de otros y de otros días. A Nanas de la cebolla, doloroso y hermoso poema de Miguel Hernández, le puso música Alberto Cortez y lo canta como pocos Joan Manuel Serrat.



Una receta para cantar estas Nanas
Sopa de cebolla gratinada de Armando Scannone


Ingredientes
1 1/2 kilo de cebolla, ya pelada y cortada en ruedas de 1/2 centímetro de grueso; 6 cucharadas de mantequilla; 3 cucharadas de aceite; 1 cucharada de harina; 1/2 taza de vino blanco seco; 6 tazas de consomé de carne; 1/2 cucharadita de sal; 1 cucharadita de azúcar; 1 cucharadita de cognac; 12 rebanadas delgadas de pan francés, tostadas hasta dorar, unos 15 minutos a 300 ° F.; 7 cucharadas de queso gruyere y 7 cucharadas de queso parmesano rallados y mezclados.

Preparación
1. En una olla grande y de fondo grueso, se ponen al fuego la mantequilla y el aceite a calentar. Se agrega la cebolla en ruedas y se cocina hasta dorar, sin quemar, unos 25 minutos a fuego mediano, revolviendo de vez en cuando hasta obtener un color caramelo. Se agregan la sal y la pimienta y la cucharada de harina, revolviendo, y se cocina 1 ó 2 minutos más.
2. Se agrega el vino y se cocina hasta reducir a un cuarto, unos 2 minutos. Se agrega el consomé, se lleva a un hervor y se cocina unos 10 minutos. Se agregan el azúcar y el cognac y 2 cucharadas de los quesos rallados y mezclados previamente, se rectifica la sazón y se retira del fuego.
3. Se precalienta el broiler o asador.
4. Se dividen la cebolla y el caldo en envases individuales refractarios. Se adorna cada envase con 2 rebanadas del pan tostado, se cubre toda la superficie con unas 2 cucharadas del queso, se meten al horno y se gratinan hasta comenzar a dorar, unos 10 minutos y se sirve inmediatamente.

Fuente: El placer de comer