jueves, 17 de marzo de 2011

Música para la mesa

Oir, comer, beber, oir...


Dos discos me acompañan desde hace muchos años, cuando ni soñaba con la gastronomía como oficio y la mesa no era el disfrute que representa hoy.
Ha habido siempre música compuesta para ser saboreada, digerida, amada. Para ser plato principal y postre. Para que el silencio de dos diga otras cosas.

Sonata Pro Tabula (1998)


Música de: Heinrich Ignaz Franz von Biber, Giovanni Valentini, Antonio Bertali, Johann Heinrich Schmelzer, Reinhard Goebel, Joris van Goethem, entre otros.
Interpretada por Cologne Musica Antiqua y Flanders Recorder Quartet

Classical Banquet (1998)


Música de: Wolfgang Amadeus Mozart, Georges Bizet, Luigi Boccherini, Georg Philipp Telemann.
Interpretado por la Orquesta Sinfónica de Londres

Dos abrebocas





Vota AQUI