miércoles, 30 de marzo de 2011

También la cocina tiene sus CHISTES

Nada en la vida es tan serio como para que no se le inventen chistes. Ni la cocina.
ADVERTENCIA: Algunos son malos.

De Gaturro

En la cocina
Una mujer le está friendo unos huevos para el desayuno a su marido, cuando de pronto, éste entra en la cocina y dice:
— ¡Cuidado, cuidado!! ¡Ponle un poco más de aceite, por Dios!! ¡Estás cocinando demasiados al mismo tiempo! ¡Demasiados! ¡Dales la vuelta!! ¡Dales la vuelta ahora!!! ¡Necesitamos más aceite, por Dios! ¡¿Dónde vamos a conseguir más aceite?! ¡Se van a pegar! ¡Cuidado, cuidado, dije cuidadoooo!! ¡Nunca me haces caso cuando cocinas, nunca! ¡Cuidado, dales la vuelta! ¡Rápido!! ¡Estás loca! ¿Perdiste la cabeza? ¡No te olvides de echarles sal! ¡Sabes que siempre te olvidas de la sal, usa la sal, usa la maldita sal!!
La mujer lo mira con asombro:
—¿Qué coño te pasa? ¿Crees que no puedo freír un par de huevos?
El marido sonríe y contesta calmadamente:
— Sólo quería mostrarte lo que se siente cuando voy conduciendo contigo en el coche.

Comprando el pan
Un ayudante de cocina en la panadería:
—Buenos dias, que me manda el jefe por 15 barras de pan y, si tienes huevos, 5 docenas.
El panadero le pone 60 barras de pan sobre el mostrador y le dice al aprendiz con la voz alterada y visiblemente irritado:
—Aquí tienes, y dile a tu jefe que no es forma de pedir el pan.

Vendiendo sandías
Llega un señor donde un vendedor vende frutas en una carretilla y le dice:
—Yo quiero comprar una sandia, pero quiero que este colorada por dentro.
—Lo siento, pero yo no puedo partir una sandia para ver si esta colorada por dentro, le aseguro que esta colorada por dentro, le dice el vendedor.
El hombre le insiste en que le partiera la sandia y el vendedor que no. En ese momento un camión choca contra la carretilla y la sandia que el vendedor ofrecía se partió y estaba blanca por dentro. El señor le dice:
—¿Viste?, lo que te dije que esta sandia no era colorada, mírala como esta blanca por dentro!
—¡No jodas! Y que querías con el tremendo susto que acaba de pasar?

Lechugas
Este era un niño tan tonto, tan tonto, que lo mandaron a comprar lechugas y no compró ninguna porque estaban verdes.

Chuelta
En un restaurante, le dice el camarero al cliente: ¿cómo ha encontrado usted la chuleta?, y el cliente le responde: por casualidad, debajo de una patata

Cibercafé

Cocción
Mamá, mamá, las lentejas se están pegando!. Pues déjalas que se peguen y se maten!

Restaurantes
En un restaurante el cliente le dice al mesero: Mesero, ¡Hay una mosca en mi sopa! El mesero le responde: No se preocupe señor, la araña que está en su pan se ocupará de ella.

Uvas
¿Qué le dijo una uva verde a una uva morada?....respira… Por favor respira!!!!....